Los puertos del mundo han visto soslayada su actividad desde la aparición del COVID-19. La afectación que la crisis sanitaria sigue causando en la comunidad portuaria mundial, aún no ha podido ser calculada con exactitud. 

De un momento a otro, y se podría decir que hasta bruscamente, la conectividad fue paralizada; la primera preocupación era salvaguardar la vida humana y en ese sentido las naciones se vieron en la necesidad de declarar estados de emergencia, cuarentenas y cese de las actividades económicas; entre otras medidas para afrontar la crisis sanitaria para la cual probablemente la mayoría no estábamos preparados.

No obstante, la realidad es que el comercio no se podría detener, en ese preciso momento más que nunca, se fueron implementando dentro de las limitaciones, acciones tendientes a garantizar que los principales suministros, medicamentos, materia prima, siguieran sus cursos y llegaran a sus destinos finales a través de la ruta marítima.

Hemos sido testigos a partir de la llegada del COVID-19, de la instauración de procedimientos e innovaciones tecnológicas destinadas a reducir los contactos físicos, proveer de subsidios a la población, cumplir trámites gubernamentales, minimizar los tiempos, acceder a consultas en línea, en fin se ha hecho uso de la herramienta que ha existido siempre pero hoy se hace más necesaria que antes.

En este mismo contexto, y frente al largo camino que se vislumbra producto de la crisis de salud, se hace imperioso retomar las iniciativas que lleven a la industria marítima portuaria a la era digital.

Todas las discusiones e iniciativas sobre los Puertos Inteligentes o “Smart Ports”, cobran en este escenario mayor relevancia. Bien es cierto que algunos países llevan la delantera, en Europa hay avances significativos; por una lado el puerto de Rotterdam que ha explorado y trabajado de cerca con grandes de la industria IT para lograr sus pretensiones de ser el “puerto más inteligente”. Por otro lado Barcelona, ha desarrollado este concepto fundamentalmente en los aspectos logísticos utilizando el programa Port Challenge. Vale la pena mencionar en Asia, el Puerto de Tanjung Pelepas el tecnológicamente más avanzado; conforme fuese presentado en la conferencia Smart Digital Ports of the Future de Port Technology International (# SDP19).

Según los expertos, solamente aquellos puertos que sean capaces de adaptarse al cambio, podrán subsistir en un futuro no muy lejano. Apoyarse en la tecnología, por tanto, para mejorar los procesos y aumentar la productividad es clave para el transporte marítimo del futuro.

Los desafíos actuales que se presentan a la comunidad portuaria se pueden resumir en: responder eficientemente a las demandas de consumo cada vez mayores y redefinir sus operaciones con soluciones digitales que minimicen tiempos e impulsen su competitividad en tiempos en que las medidas de distanciamiento social prevalecen y dificultan la cotidianidad de labores.

Ante esta realidad que vivimos si bien la digitalización es clave, más aun tomando en cuenta que la tecnología avanza constantemente y ha favorecido ser una herramienta imprescindible para el subsistir de las industrias haciéndolas más competitivas, no es menos cierto que la innovación trae consigo importantes gastos asociados. Es probable que solo un puñado de puertos tengan la capacidad de invertir y transformarse en puertos inteligentes.

Sin embargo, esta necesidad que puede elevarse a un proyecto a corto plazo, inicia con la transformación institucional a través de la puesta en marcha de prácticas gubernamentales como la Ventanilla Única, tal es el caso de Panamá conocida como VUMPA que ha reemplazado y agilizado los procesos de servicios que se brindan a las naves mejorando los trámites de recepción, estadía y zarpe; menos sellos, menos papel, menos instancias.

Estas buenas prácticas son el inicio de la transformación digital que ha iniciado y ahora es más necesaria que nunca, toca a todos los participantes impulsar las mismas a fin de aumentar la competitividad y acelerar la tendencia de innovación tecnológica.

 

YARITZA DEL C. ROMERO

Abogada y Socia de Maritime Policy Bureau

Leave A Comment